Make your own free website on Tripod.com

 

El propósito de este documento  es explicar cuales son mis motivos y aspiraciones en la creación de este grupo de caminantes de las Americas.

 

En primer lugar no me mueve ni el interés económico, ni el usufructo de la generosidad y amistad de todos aquellos que como yo coincidimos en la necesidad de utilizar el Parque de la Américas para hacer ejercicio, ganar y conservar la salud, y por otro lado encontrar un remanso de solaz y esparcimiento que como resultado de la cotidiana relación se deriva en una  actitud comprensiva, tolerante y amistosa en todos nosotros.

Un resorte importante que empuja mi voluntad a asistir a esa caminata diaria, es la esperanza siempre viva de recibir un saludo amable, una sonrisa, una broma o un consejo positivo, en esta cada día más atribulada, complicada y agresiva rutina diaria que vivimos.

 A contrapelo de aquellas personas hombres o mujeres que salen a la calle sin ningún motivo amable , sin un objetivo claro de ayuda a los demás, con el dedo en el gatillo de la lengua dispuesto a disparar  cualquier clase de injurias o agresiones ante la menor provocación , ante el menor indicio de que se hace algo diferente a lo que están esperando, ante el temor de perder escasos metros avanzados en la calle y que se traducen en nada al final de cuentas, ante todo esto , creo que se puede tener la positiva aspiración , de reunirse con aquellos que muestran tener mas o menos el mismo interés en vivir en paz, en ayudar a los demás, en mejorar como personas y  de esa manera  ayudarse a si mismos; en mejorar nuestra calidad de vida y la de las personas que nos rodean, en buscar la salud  y derrotar a la entropía, ese fenómeno que nos lleva como destino a la degradación y finalmente a la extinción

 

Lo que nos muestra la historia es el intento humano constante, repetitivo, por encontrar la mejor manera de ser felices y dejar de sufrir en todos los ámbitos , en lo político, lo religioso, lo económico, las relaciones humanas, es una rueda interminable en la que en un momento dado una propuesta esta arriba y luego otra abajo, ahora el capitalismo, mañana el socialismo o comunismo,(ahora el PRI, mañana el PAN) ahora el libre mercado, mañana el estatismo, aquí el cristianismo, allá el judaísmo, acullá el hinduismo, en todos los casos se nos dice que el mundo tiene que cambiar, mediante un sistema económico o de gobierno  o religión   pero yo me pregunto ¿Cómo puede cambiar el mundo sino cambiamos nosotros?  , de que manera puede cambiar el mundo si nos mantenemos apegados a una actitud egoísta, rencorosa, intolerante, abusiva, obsesionada con el dinero y los bienes materiales, que para el caso, en el segundo momento mas importante de nuestra vida que es la muerte, no nos sirve para nada, pues aun así, nos apegamos a el y en el intento diario de obtener mas, atropellamos a quien se nos ponga enfrente.

 

 El mundo y lo que nos rodea es una enorme proyección de lo que somos nosotros mismos en nuestro interior, entonces lo que tiene que cambiar no es el mundo y la vida, sino nuestra mente y actitud. Solo así cambiara el mundo.

   

John F. Kennedy en su discurso de toma de protesta recuerdo que dijo unas palabras muy sabias:

“Así pues, compatriotas: preguntad, no qué puede vuestro país hacer por vosotros; preguntad qué podéis hacer vosotros por vuestro país.”

 

En ese sentido me gusta la idea de pensar en términos de que podemos hacer nosotros los Caminantes de las Americas, por el grupo que queremos formar , de que manera podemos beneficiar a nuestros compañeros, como podemos contribuir a que seamos mejores personas, mejores seres humanos, mejores padres, mejores esposos, mejores amigos, mejores ciudadanos , no creo que si pensáramos al revés es decir  si pensamos que es lo que me puede dar el grupo ,o  como me voy a beneficiar yo, se pueda crear algo positivo, el asunto seria : ¿Que puedo dar?, ¿como puedo contribuir?, ¿ como puedo ayudar? .

 

Es claro que todos y cada uno de nosotros tiene una experiencia, una formación, una educación, creencias diferentes etc. pero ¿como esas diferencias de formación  creencias, o educación, nos pueden beneficiar a todos los demás? , esa es la pregunta que pienso deberíamos hacernos para ver que cosas buenas pueden surgir o ocurrir con el concurso de todas esas voluntades tan diferentes.

 

Nadie da lo que no tiene, o no quiere, o no puede dar, por eso es que la contribución de cada quien esta basada en como se puedan contestar las preguntas, que anteceden  y en que medida nos identifiquemos con los propósitos del grupo , lo que si es un hecho es que la fuerza de una sociedad grupo o nación esta en sus personas, pero no individualmente, sino en la fuerza multiplicada al infinito que da la unidad, la cohesión, la sinergia. Hace tiempo en una de mis clases en la universidad les declare  a mis alumnos algo así: ”Nacer y morir solos, es nuestro destino, pero crecer y desarrollarnos con los demás, esa es nuestra suerte”

 

Ningún ente humano, animal o social nace caminando y a plena madurez , todo surge en el momento y en el lugar en que se encuentran condiciones propicias y que concurren  para ello, por eso es que he mencionado que la creación o puesta en marcha del grupo, me la imagino como una carreta  a la que le ponen al azar una cierta cantidad de naranjas, si nos propusiéramos acomodarlas de la mejor manera posible antes de que comience su marcha  , seguramente en los primeros metros de su recorrido estas ya se habrán desacomodado; por el contrario si echamos las naranjas a la carreta sin acomodarlas , y hacemos  andar la carreta, el mismo movimiento de la carreta acomodara las naranjas de la mejor manera posible , es probable que algunas naranjas se caigan , otras se acomodaran en el lugar que les corresponda, o dicho de otro modo en el lugar que las otras naranjas se lo permitan por su tamaño y su forma.

 

Parangonado la formación de nuestro grupo, con el ejemplo anterior, me parece , que los integrantes, los objetivos , las metas, los propósitos, los proyectos , la organización y todo lo demás que implique su formación, irán surgiendo conforme la buena voluntad, el tiempo, la disposición, y la identificación que se tenga con ellos. Las propuestas están en su mente y su corazón, con entusiasmo, con atención  y  respeto debemos escuchar y reflexionar sobre todas ellas, su pertinencia, la viabilidad, sus alcances, los costos, tendrán que ponerse en la mesa del análisis y la reflexión y en acuerdo mayoritario aceptarse o rechazarse según sea el caso.

 

      Durante este tiempo y sin más propósito que el que nuestra convivencia tuviera un carácter sencillo, afable y animado, recurrí a la broma, al chiste y la parodia de personajes que hipotéticamente estarían jugando un papel tambien hipotético, en una imaginaria organización, en un simple afán de provocarles una relajante sonrisa y nada más.

 

Me parece que con el paso del tiempo, a esa carreta vacía  le hemos ido poniendo algunas naranjas, que con el breve andar del vehiculo se están tratando de acomodar, por ello les pido que pensemos en la posibilidad de irle dando alguna forma, alguna modesta organización, un nombre , un logo, en este sentido ya recibimos propuestas de algunos de ustedes, en cuanto a la organización creo que es el momento de proponer que se integre un equipo que pueda empezar a organizar, coordinar y dirigir los esfuerzos y proyectos que se vayan presentando, esto con la finalidad de que no se pierda en la nada ningún esfuerzo, o contribución que se reciba en el grupo. Propongo que se haga la propuesta de una terna de Presidente, Secretario, y Tesorero, y que se vote por ella(s).

 

Propongo tambien que de manera seria y responsable se elija en modo y forma el lugar, el día y la hora de  las reuniones del grupo, en las que previsiblemente se vayan a tratar asuntos que requieran tranquilidad y cierta privacidad. Me parece que esto puede hacerse independientemente de que se organicen  otro tipo de reuniones, con otros propósitos y en otros lugares.

 

 

En mi mente y en mí corazón pienso, en un grupo que pueda ser:

  

1.-Un soporte emocional y humano para todos sus integrantes actuales y futuros.

 

2.-Una fuente inagotable, de ayuda, consejo y aprendizaje para apoyar la mejora continua de nosotros y nuestras familias.

 

3.-Una muestra  para la sociedad de cómo un modesto grupo de ciudadanos interesados en su propia salud, puede unificar sus esfuerzos para contribuir al beneficio de su comunidad.

 

4.-Un ejemplo de comportamiento ético y responsable; respetuoso de las maneras de pensar, de ser y de creer   de sus integrantes y de los que no lo son.

 

5.-Un resorte cuya fuerza nos empuje a todos a ser, un factor de cambio positivo para nuestras familias y la sociedad, proponiendo y no destruyendo.

  

6.- El tener como premisa básica que le generosidad, el respeto, la tolerancia, la honradez, y la verdad  deben de ser los valores que iluminen y guíen nuestra vida y comportamiento, frente al odio, el rencor, la intolerancia, la envidia , la mentira, el enojo y el apego, que tanto daño han hecho y hacen a nuestra sociedad.

 

7.-Todas las demás cosas que ustedes piensen y propongan.

 

 

                                                                                          Atentamente:

 

 

                                                                                                                            Alfonso Valbuena

                                                                                                                                                              Presidente del Club

                                                                                                                                                         Caminantes de las Américas